martes, 14 de julio de 2015

Drácula



Nombre: Drácula.

Autor: Bram Stoker.

Editorial: Terramar.

Género: Fantasía.




¿Quién no conoce el personaje de Drácula hoy en día? ¿Pero realmente conocen una de las más importantes novelas fantásticas? Si bien todos escuchamos alguna vez hablar sobre este relato, no muchos realmente lo conocen. Es por eso que elegí en esta oportunidad hablar de ésta novela.

Drácula fue escrita por Bram Stoker, en 1897. La historia está ambientada en el siglo XIX, en Inglaterra, y relata como un grupo de personas se ve involucrada en diferentes situaciones que los van llevando a una sola conclusión, la posible existencia de criaturas míticas: los vampiros.
Stoker escribió esta novela en forma de diarios y cartas, por lo que conocerán a los personajes de manera intima, sus miedos, deseos, lamentaciones, etc. Entre los “escritores” encontramos a uno de los personajes principales, Jonathan Harker, un joven abogado que se encuentra felizmente comprometido con Wilhemina (“Mina”) Murray (otra de los que nos transmiten los hechos). También se encuentra el doctor John Seward, un psiquiatra de tiempo completo, que dedica su vida a estudiar el comportamiento de sus pacientes, en particular el de un zoófago (come animales vivos). Además, aparecen cartas y telégrafos con otros personajes muy importantes como Lucy Westerna, que es la mejor amiga de Mina, Arthur Holmwood, un joven aristócrata, Quincey Morris, un empresario estadounidense, y el infaltable Van Helsing.

Parte de la historia transcurre en Transilvania, hogar del Conde Drácula, a donde Jonathan Harker se dirigió para cerrar unos contratos con el Conde. Allí se encuentra con situaciones extrañas que lo hacen dudar de su cordura, por lo que decide investigar y ver qué ocurre, para luego darse cuenta que se encuentra prisionero en el castillo de Drácula.

Castillo de Vlad Tepes, posible inspiración de Drácula


Otra parte de la historia sucede en Inglaterra, donde Mina se encuentra visitando a su amiga Lucy en la cuidad de Whitby. Aquí también comienzan a suceder diferentes hechos sospechosos, tanto en la cuidad como en la vida de las dos jóvenes.
Por una parte, está la aparición de un barco misterioso, con un muerto a bordo y sin tripulación aparente. El muerto resulta ser el capitán del barco, de quien encuentran su diario donde relata lo que fue sucediendo con la tripulación. Y por otro lado, la joven Lucy comienza a sufrir de insomnio, lo que la va debilitando lentamente y para lo que parece no haber solución. Es por esto que un amigo suyo, el doctor Seward, decide ponerse en contacto con su maestro: Van Helsing, quien es un experto en cuestiones que van más allá de la comprensión normal de las personas.

 Cementerio de Whitby.

A partir de ese momento comienzan a unirse todos los detalles y las vivencias de cada uno de los personajes con el fin de encontrar y destruir al Conde Drácula.

Sinceramente, en un principio me enganche mucho con la lectura, era todo muy interesante y atrapante. Al avanzar un poco más, se tornó pesada, por lo menos para mi gusto, haciendo que hacia la mitad del libro vaya perdiendo el interés. Pero si uno sigue leyendo todo vuelve hacia su impulso inicial.
Es uno de esos clásicos que se DEBE leer, aunque yo lo recomendaría para leerlo con tiempo y paciencia. Cuando finaliza uno no puede dejar de pensar que es una excelente historia y que vale la pena completamente su lectura. Una vez que los personajes dedican su tiempo a la captura y destrucción de Drácula, van descubriendo poco a poco la verdadera historia del mismo, así como también qué poderes tiene y porque cada vez lo encuentran más fuerte, tanto física como mentalmente. Tiene un final emocionante (QUE FINAL!!), que te deja esa sensación de haber leído una historia genial.

Me sorprendió mucho uno de los personajes, yo tenía la sensación de un Van Helsing diferente. Me lo imaginaba como un hombre ermitaño, al que no le interesaba más que él mismo y averiguar sobre seres mitológicos (claramente la película “Van Helsing” se quedó muy grabada en mi cabeza), y me encontré con un personaje tierno, cariñoso, como un padre para todos, dispuesto a arriesgar su vida por aquellos a quienes quiere y aprecia. No me lo esperaba sinceramente.

Muchos tal vez conocen que hay varias versiones que afirman que Bram Stoker basó su personaje de Drácula en una persona real.
Una de las versiones es la del emperador de Rumania Vlad Tepes, “El empalador”, al cual se lo conoce por sus métodos de tortura y por su afición por asesinar personas por puro placer.
Otra es Elisabeth Báthory, “La condesa sangrienta”, que creía que la sangre tenia poderes rejuvenecedores, y creo que no hace falta que explique más…. XD!

Sin lugar a dudas, el vampiro es uno de los seres mitológicos que abunda en las historias de fantasía y que a mas de uno le apasiona conocer las diferentes versiones. Para ellos y para los que desean conocer este clásico, está más que recomendado.



 

2 comentarios:

  1. Hola! este libro lo leí hace siglos y me gusto mucho, pero me parece que merece que lo vuelta a leer !

    Por cierto vengo de parte de la iniciativa de seamos seguidores

    http://mundosinmortalesliterarios.blogspot.com.es/

    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por unirte, ya te estoy siguiendo :P

      Eliminar